5 flores que verás en invierno

¡¡Hola, amantes de las plantas!! Hoy tengo algo especial para vosotros: el hecho probado de que es fácil tener un bonito jardín (aunque sea interior) en invierno. Si sois de los muchos que creen que las flores florecen en primavera y verano y ya está, lamento tener que deciros que esto no es así: ¡existen muchas plantas que florecen en invierno! Y no, no se trata solo de flores de climas cálidos y tropicales (recuerdo haber visto maravillosas rosas silvestres en Málaga en pleno enero).

Se trata de plantas que aguantan bien las bajas temperaturas y la falta de horas de sol. Son diferentes, quizá no tan exuberantes como las flores veraniegas, pero sin duda alguna dignas de ser apreciadas.

 

Margarita de las nieves (bellis perennis): esta bonita flor de aspecto esponjoso crece en cualquier clase de clima, pero es conocida por preferir las bajas temperaturas para la floración (aunque no tolera las heladas). No requiere ningún tipo de tratamiento especial ya que es muy resistente a todo tipo de suelos y grados de luminosidad, y son muy apreciadas por su belleza y sus propiedades terapéuticas.

Bola de nieve (viburnum opulus): las flores de este arbusto son pequeñas y aparecen agrupadas en racimos esféricos, de donde proviene el nombre bola de nieve. Habita en Europa y parte de Asia. Sus bayas aparecen sustituyendo las flores en otoño o invierno, son de color rojo y muy resistentes. Es una especie poco exigente, pero debe estar protegida del viento y en semisombra.

Amarilis (amaryllis): originarias de América Central y del Sur, poseen unos pétalos que parecen de terciopelo y se encuentran en un gran abanico de colores que van desde el blanco hasta el morado e incluso pueden ser bicolores. Suelen tener su primera floración precisamente en las fechas de la Navidad y a partir de aquí continúan sucediéndose hasta el comienzo del verano. Su aspecto es enormemente atractivo, singular y algo exótico.

Margarita africana (gerbera jamesonii): las gerberas necesitan mucha luz sin rayos directos del sol, pero llegan a soportar temperaturas de hasta 5º. Son muy parecidas a las margaritas, aunque más grandes y de colores vibrantes como el rojo, con tallos muy largos carentes de hojas. Son muy vistosas y forman parte habitual de los ramos de flores de las floristerías.

Pensamientos (viola tricolor): los pensamientos son la nota de color de los jardines durante el invierno. Deben cultivarse a pleno sol, eso sí, pero con esto y pese a su aspecto delicado soportarán bien el frío e incluso las heladas. Es una flor que no soporta el calor por lo que no deberá nunca estar en interiores

Para que veáis. Existen muchas otras flores de invierno, sin embargo. ¿Cuáles son las que os alegran en los cortos días de la temporada fría?

 

Deja un comentario